Lesiones de rodillas en mujeres y hombres

  •  ¿Alguna vez has sufrido problemas de desgaste en los cartílagos?
  • ¿Tienes molestias o dolores en las rodillas cuando haces deporte o en otros momentos?
  • ¿Te duelen tus articulaciones por tu trabajo o por el paso de la edad?
  •  Quieres mejorar tu rendimiento deportivo pero tus problemas en las articulaciones no te lo permiten?

Vamos a hablarte de:

  •  El problema del desgaste de rodillas
  • Enfermedades que afectan a tus rodillas.
  •  Problemas de rodillas con la edad.
  • Soluciones naturales preventivas .

Problemas en las rodillas en mujeres y hombres

Las rodillas son una parte muy importante de nuestro y a la vez una de las más propensas a tener lesiones y problemas. Por eso, en esta guía, te vamos a hablar de uno de los problemas más comunes que se puede dar en esta zona: el desgaste de rodilla y de las enfermedades asociadas a este problema.

Los problemas en los huesos y en los cartílagos afectan a un grandísimo número de la población española y en muy diferentes grados.

  ¿Por qué sufrimos de desgaste en la rodilla?

El desgaste en la rodilla es una enfermedad crónica muy dolorosa y que con su avance puede llegar a entorpecer nuestro movimiento. Se puede deber a muy diversas causas como: sufrir de artrosis, osteoartritis, al factor genético y hereditario, el padecer de obesidad o por problemas en las articulaciones a raíz de forzarlas mucho, como es el caso de los deportistas.

El desgaste de rodilla consiste en que se producen alteraciones dentro de las células del cartílago articular de la rodilla que deriva en una falta de resistencia a la presión y la falta también de la elasticidad del cartílago. Estas alteraciones lo que van a hacer es ir deteriorando y adelgazando el cartílago y por lo tanto, impidiendo el correcto movimiento de la articulación y causando gran dolor.

Algunos de sus síntomas indicativos son:

• Dolor de rodilla y pinchazos al estar mucho tiempo de pie.
• Dolor al andar por sitios con desniveles en el suelo, con piedras o por el campo.
• Pinchazos al subir las escaleras.
• Dolor en la rodilla al levantarte después de estar mucho tiempo sentado.
• Crujidos.
• Inflamación.
• En etapas más avanzadas va apareciendo una ligera deformación.

 ¿Cómo solucionar el problema cuando ya se tiene?

Para lidiar con el problema del desgaste de rodilla cuando ya ha aparecido hay distintos métodos dependiendo de la gravedad y del estado de avance de la enfermedad. En unos primeros estadios leves de la enfermedad se puede tratar mediante el uso de medicación analgésico de infiltraciones.

Cuando la enfermedad ya ha llegado a niveles más graves de desgaste la solución es la cirugía y pasar por el quirófano. La operación que se realiza es una  operación de prótesis de rodilla en la que se sustituye la articulación por una prótesis artificial. Con esta nueva prótesis lo que se pretende es aliviar los dolores y que la rodilla pueda volver a ser funcional para seguir llevando una vida normal.

  ¿Cómo prevenir el problema antes de que aparezca?

Por ejemplo, los deportes de alto impacto como el running, baloncesto, voleibol, balonmano o pádel, implican saltos continuos que repercuten sobre las articulaciones y provocando lesiones de rodilla. Por lo que se recomienda no practicar este tipo de deportes y decantarse mejor por los deportes de bajo impacto que son menos agresivos.

Uno de los deportes más adecuados que puedes seguir para tu salud articular es la natación, un deporte muy completo que te ayudará a fortalecer la musculatura para que tus rodillas estén más protegidas. Así que nuestra recomendación es:

Sí tienes molestias en las rodillas cuando haces deporte, quizás tienes que hacer un deporte de bajo impacto, en lugar de uno de alto.

Para los deportistas también es muy recomendable que se tomen descansos en los períodos deportivos para que descanse la articulación y no se fuerce hasta su límite porque puede llegar a ser peligroso para su salud.

Manteniendo una vida sana podemos prevenir su avance e incluso su aparición siguiendo estos consejos:

• Mantener un peso óptimo evita tener un peso excesivo que sobrecarguen tus rodillas.
• Cuidar el sistema inmunológico eleva tus dosis de calcio, fósforo y sobre todo de magnesio, que podrás encontrar en frutas, verdura fresca y frutos secos.
• Alimentos para renovar el cartílago, como las legumbres, el bacalao, la levadura de cerveza, la gelatina o los huevos. También es importante la vitamina C en frutas como el limón, la naranja o el kiwi.

¿Qué efecto tienen las rodilleras si me quiero proteger?

Las rodilleras son un producto que puede llegar a ser muy útil en el tratamiento del desgaste de rodilla. Existen rodilleras específicas para este problema y que se adaptar a la perfección al deporte que tú estás haciendo. Ya sea caminar, correr, montar en bicicleta, Crossfit, fútbol o cualquier otro que hace que tu rodilla sufra.

Las rodillas lo que hacen es utilizar la compresión para centrar la rótula y sujetarla para que no haya desplazamientos. Al ser de materiales como el neopreno, aporta calor a la zona que calma el dolor.

Las rodilleras tienen muy buen efecto en casos leves y como medida de prevención. Se pueden usar unas cuatro o seis horas al día o durante la práctica de algún deporte.

Las mujeres son más propensas a sufrir desgaste de rodilla

Las mujeres, en general, son mucho más propensas que los hombres a sufrir los problemas de rodillas. Esto es así por la anatomía específica de la mujer y por los cambios y fluctuaciones hormonales que se dan en su cuerpo. Los cambios bruscos del nivel de hormonas que se dan durante las menstruaciones, en el embarazo o en la menopausia hacen que su cuerpo no tenga suficientes niveles de sustancias como colágeno, magnesio, calcio, vitaminas, etc., que son imprescindibles para tener unos huesos y articulaciones fuertes.

Algunos movimientos característicos de las mujeres como sentarse con las piernas cruzadas también afectan mucho a la zona de la rodilla.

Enfermedades más importantes relacionadas con las rodillas

Las rodillas son una parte fundamental del cuerpo humano ya que sin ellas no podríamos ni caminar ni hacer ningún tipo de movimiento y flexión en las piernas. Por eso vamos a adentrarnos en el mundo de las enfermedades más importantes relacionadas con las rodillas.

Artritis de las rodillas

La artritis es una enfermedad que afecta a gran parte de la población en todo el mundo, estudios recientes estiman que afecta entre 0,5% y un 1% de la población mundial, lo que en España equivale a entre 250.000 y 400.000 personas.

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones que va a causar enrojecimiento, calor, dolor de rodilla e hinchazón. Junto con la inflamación y el dolor en las articulaciones, se puede tener dificultad para mover la zona afectada, debido a la rigidez de las articulaciones producidas por la inflamación de las mismas.

La artritis de rodilla suele dar sus primeros síntomas en la edad madura, pero cualquier persona es apta para padecer artritis. Las mujeres tienen más riesgo de sufrir esta enfermedad ya que según estudios, el 60% de las personas con artritis son mujeres.

Lesiones y trastornos de los cartílagos

Una de las enfermedades de rodilla más importante relacionada con los cartílagos es la condromalacia o desgaste de rodilla. Es una lesión que se produce en el cartílago que se encuentra en la cara posterior de la rótula en la rodilla.

Puede ser un reblandecimiento o una fisura de ese cartílago, y este desgaste de rodilla afecta a todo tipo de personas, tanto hombre como mujeres, deportistas y sedentarios.

Algunos de los síntomas del desgaste de rodilla son:

  • • Dolor en la cara anterior de la rodilla, relacionado con la actividad física y que empeora al subir y bajar escaleras o al correr por superficies duras.
    • Roces y chasquidos de la rótula durante los movimientos de flexo–extensión de la rodilla.
    • Debilidad de los cuádriceps, especialmente del vasto interno.
    • Sensación de inestabilidad en la rodilla.
  • Dolor al extender la rodilla después de estar un tiempo con la rodilla flexionada.

En general el desgaste de rodilla es más frecuente en personas a partir de los 40 años, pero también puede afectar a gente más joven. La incidencia de esta lesión en adolescentes y adultos jóvenes responde a estímulos de sobrecarga y sobrepresión en la rodilla, mientras que en personas más mayores son las enfermedades degenerativas como la artrosis, las responsables del desgaste del cartílago articular.

El desgaste de rodilla es muy frecuente en el deporte con la llamada “rodilla de corredor“, pero aunque sea muy frecuente en deportista, también lo es en personas sedentarias que fuerzan las rodillas por tener unos músculos y huesos más debilitados al no hacer deporte. También suele ser más frecuente en mujeres que en hombres, como otras patologías de rodilla, por las características anatómicas de la mujer.

Lesiones de los ligamentos de la rodilla

Una de las lesiones de los ligamentos de la rodilla más importantes son las lesiones en los ligamentos anterior cruzado (LAC) y en el ligamento posterior cruzado (LPC). Se produce cuando estos ligamentos se estiran y se desgarran al hacer un movimiento muy brusco o por impactos directos como pueden ser los accidentes de coche.

También puedes lesionarte los ligamentos colaterales que suelen ser provocados por golpes en el costado exterior de la rodilla y que también provocan que se estire y que se desgarre. Las lesiones en los ligamentos de la rodilla son muy frecuentes cuando se practican deportes de alto impacto comentados anteriormente.

Lesiones de los tendones de la rodilla

Hay tres lesiones importantes relacionadas con los tendones de la rodilla:

-Tendonitis y ruptura de los tendones. La tendonitis es la inflamación del tendón producido por un uso excesivo de él como por ejemplo durante el deporte. El tendón se estira tanto que al final acaba inflamándose, o incluso puede llegar a romperse si se le aplica demasiada fuerza. En la rodilla se la conoce como tendonitis rotuliana o como rodilla del saltador, ya que es más propensa a pasar en deportes como el baloncesto que implican saltos.

-Enfermedad de Osgood-Schlatter. Se trata de una enfermedad que consiste en la tensión de la placa de crecimiento en la parte superior de la espinilla. Esto ocurre porque se desprende el tendón y arranca un pedazo de hueso de la rodilla. Sus síntomas son hinchazón de la rodilla y de la parte superior de la zona de la espinilla.

-Síndrome de la cintilla iliotibial, conocida como el “síndrome del limpiaparabrisas”. Se produce cuando el tendón roza el hueso exterior de la zona de la rodilla, si la rodilla se usa en exceso durante un periodo de tiempo muy largo. Cómo síntoma aparece una hinchazón en la zona y es muy común que se produzca durante la práctica de algún deporte.

 

Otras lesiones de rodillas

Podemos encontrarnos otras lesiones de rodilla muy comunes como son:

La osteocondritis disecante. Esta enfermedad se produce cuando no llega suficiente sangre a la parte del hueso bajo la superficie de una articulación. Entonces, el hueso y el cartílago se van a aflojar gradualmente, lo que causa dolor en la zona de la rodilla. Incluso parte del cartílago puede llegar a desprenderse y atascar la articulación de la rodilla.

-El síndrome de plica. Esta lesión de la rodilla se produce cuando las bandas del tejido de la rodilla llamadas plicas, se hinchan a causa del exceso de su uso o causa de una lesión.

Aparición de los problemas de rodilla con la edad

La edad es uno de los factores más importantes a la hora de sufrir enfermedades de rodilla como pueden ser la condromalacia o desgaste de rodilla, la artritis, la artrosis o la osteoporosis. La

Sociedad Española de Reumatología afirma que la artrosis es la enfermedad más común en toda España y se estima que entorno al 43% de la población la sufre. Además la edad es un factor clave porque casi la mitad de la población adulta de más de 50 años muestra signos de artrosis.

Además las mujeres son mucho más propensas a tener problemas de rodilla por su constitución y por las hormonas. Por ejemplo, en el caso de la artrosis, es un 52% de mujeres que la sufren en comparación con el 29% de hombres.

¿Cuándo empieza a surgir y por qué?

En general las lesiones de rodilla son más frecuentes en personas mayores de 40 años, pero también puede afectar a gente más joven por otras causas. Las enfermedades de rodilla tienen un riesgo de factor hereditario, por lo que si tienes algún familiar que tenga problemas de rodilla tendrás un riesgo más alto de padecerla.

También es más probable que se sufran problemas de rodilla cuando hemos sobrecargado mucho la zona, por ejemplo al practicar un deporte de forma brusca y sin control. Los deportes de alto impacto no son los recomendados para cuando se tienen problemas de rodilla y es mejor decantarse por deportes más tranquilos de bajo impacto y que evitan el desgaste de rodilla.

Pero no solo les puede pasar a los deportistas, las personas sedentarias tienen los músculos y los huesos mucho más debilitados al no hacer ningún tipo de deporte y por eso no están lo suficientemente fuertes y resistentes. Las lesiones antiguas también pueden ser causa de que se desarrollen con la edad problemas con la rodilla ya que estos traumatismos pueden no haber sanado del todo en su momento y con el paso del tiempo comienzan a resentirse.

El sobrepeso es causa de problemas en la rodilla dado que las rodillas soporten más presión.

¿Por qué es imprescindible prevenirlo?

La prevención de los problemas de rodilla a una edad temprana es esencial para evitar tenerlos en el futuro. Es imprescindible porque todos queremos evitar a toda costa el dolor de rodilla, que se nos hinche, que se desgaste el cartílago, que la tengamos rígida, que no la podamos mover y en casos muy graves hasta que pasemos por una operación de prótesis de rodilla.

Cómo prevenir los problemas del desgaste de rodilla.

Como podéis ver, el principal motivo por el cual sufrimos del desgaste del cartílago de la rodilla y de cualquier otro desgaste de cartílago en nuestras articulaciones proviene, principalmente, por su uso y su posterior deterioro. Por lo tanto, la mejor manera para resolver este problema y para prevenir este tipo de enfermedades hay que mantener nuestros huesos lo más sanos posibles.

¿Y cómo hacemos eso? Pues manteniendo unos niveles óptimos de las proteínas que mantienen nuestros huesos firmes y fuertes y de los músculos que los rodean que les ayudan en su labor motora y móvil.

En base a esto, vamos a hablaros brevemente de qué proteínas naturales fabrica nuestro propio cuerpo, cuáles son sus funciones y cuáles son los beneficios que nos dan al tener los niveles óptimos de proteínas en nuestro cuerpo.

¿Qué proteína es el colágeno y cuál es su función en nuestro cuerpo?

El colágeno no es una proteína per sé ya que hay 21 tipos distintos. Debido a su función y a su estructura molecular similar, se han categorizado todos estos tipos para formar la familia de proteínas de colágeno. Esta familia de proteínas es la más abundante de nuestro cuerpo y se encuentra, principalmente, en la piel, músculos, tendones, ligamentos, cartílagos y huesos, representando el 25% de la masa total de proteínas de nuestro cuerpo.

El problema del colágeno es que su máxima producción se alcanza entre los 25 y 35 años de edad. A partir de esa edad, su producción comienza a decaer y comenzamos a ver cómo nuestra piel comienza ligeramente a perder su brillo, su elasticidad y empiezan a aparecer las arrugas.

Pero, si hablamos de problemas en los huesos, ¿por qué comentamos lo de la piel? Porque los efectos en la piel son más visibles que en los huesos. Todos podemos ver cómo a los 40 años nos salen arrugas, pero no puedes ver esas “arrugas” o pérdida de la estructura en tus huesos, tendones, ligamentos y cartílagos. ¿A qué no? Por lo que la pérdida de colágeno hace que todos esos elementos de tu cuerpo, aunque no los veas, se vayan debilitando cada vez más y más, hasta que nos damos cuenta de dicho desgaste cuando es tarde y cuando sufrimos dolores, pinchazos o enfermedades.

Tomar colágeno para equilibrar esta pérdida de productividad presenta incontables beneficios sobre los huesos, las articulaciones, la luminosidad de la piel y también en los músculos del cuerpo. Notarás unos huesos y articulaciones más fuertes, lo que ayudará a prevenir futuras enfermedades óseas graves como la artritis, artrosis, osteoporosis, condromalacia o la gota, y también repara los cartílagos dañados o desgastados. Tener unos huesos y articulaciones más fuertes y sanas, para aquellos que sean deportistas, también será beneficioso porque serán más resistentes frente a lesiones.

También el colágeno conlleva una mejor recuperación tras el ejercicio físico, muy importantes para los deportistas.

¿Cuál es el papel del magnesio en nuestro cuerpo?

Tener unos niveles óptimos de magnesio proporciona una lista incontable de beneficios para la salud, ya que se trata de un elemento extremadamente importante en el organismo. Tener bajos niveles de magnesio incluso puede ser la causa de que se desarrollen algunas graves enfermedades.

El magnesio:

• Favorece a la activación de las neuronas, con lo que se consigue que el sistema nervioso funcione de una forma correcta y que se mantenga en buen estado durante más tiempo.
• Conlleva efectos relajantes y anti-estrés, tan importante también para la salud mental y el bienestar en el día a día de una sociedad que se agobia tanto.
• Dota de mayor energía para tu día a día, ya que tienes más nutrientes que quemar para conseguir ese aporte de energía tan necesario a lo largo del día.
• Fortalece los huesos y dientes.
• Alarga la vida y mejora el estado de tus riñones.
• En las mujeres, favorece al equilibrio menstrual y disminuye los dolores que vienen asociados.
• Depura el organismo y alivia el estreñimiento, a la vez que también te ayuda a tener una mejor digestión.
• Reduce los riesgos de problemas del corazón ya que va a disminuir la presión arterial.
• Ayuda a relajar los músculos.

Ácido Hialurónico para los huesos

El ácido hialurónico es un carbohidrato que nuestro cuerpo sintetiza de manera natural con el objetivo de lubricar nuestros huesos y articulaciones y, que por su densidad y viscosidad, resulta muy hidratante para la piel, por lo que se utiliza habitualmente en productos de cosmética.

El ácido hialurónico se encuentra en todos los huesos y cartílagos de nuestro organismo para permitir el movimiento de todos ellos, aunque con el paso del tiempo y el desgaste de las articulaciones, esta sustancia pierde consistencia y, en consecuencia, su función se ve mermada. Es por eso imprescindible tomar productos que refuercen la cantidad y la calidad del ácido hialurónico en nuestro cuerpo.

Además, el ácido hialurónico se encarga de ayudar en la síntesis y la producción de los veintiún tipos de colágenos que nuestro cuerpo necesita para estar sano, por lo que mejorar la presencia de este carbohidrato lleva asociados todos los beneficios del colágeno.

¿Qué es el MSM y qué función hace?

El MSM es ampliamente usado por los atletas, físico culturista y entusiastas del ejercicio para reducir el dolor, el entumecimiento y la inflamación asociados con músculos acalambrados, torcidos, algunas lesiones y articulaciones sobre extendidas.

El MSMmetilsulfonilmetano es una fuente natural de azufre, el cual es un elemento mineral crítico para el funcionamiento normal y la estructura de nuestro cuerpo. Se encuentra en las dietas normales de los seres humanos y de casi todos los animales vertebrados. El nombre químico apropiado es metilsulfonilmetano. Es el metabolito primario y oxidado del dimetil sulfóxido y parece que comparte muchas de sus propiedades terapéuticas.

Cuando hay niveles adecuados de MSM – metilsulfonilmetano en nuestro organismo, nuestras células se hacen más permeables permitiendo que nuestro cuerpo pueda deshacerse de las partículas extrañas indeseables. Si nuestro cuerpo tiene deficiencia de azufre, las paredes celulares se hacen duras y tensas impidiendo el flujo normal del líquido a través de las paredes celulares.

El MSM – metilsulfonilmetano suaviza las paredes celulares, permitiendo que los alergenos, las proteínas extrañas y cualquier radical libre sea eliminado de nuestro organismo.

El MSM es un remedio natural muy efectivo contra la mayoría de los problemas músculo esqueléticos inflamatorios que involucren a los tendones y a los ligamentos. Muchos de estos problemas son causados por movimientos difíciles y repetitivos relacionados con el trabajo y los deportes. Así que es útil en codo del tenista, tendinitis en los hombros, brazos y pies, contracción del tendón de Aquiles y bursitis. Los estudios indican que si el MSM se toma regularmente las células se hacen permeables y el páncreas hace regresar el azúcar sanguíneo a sus niveles.

¿Qué es la condroitina y para qué sirve?

La condroitina es un elemento que se asocia a determinadas proteínas para crear otras moléculas de mayor tamaño, y más complejas. Se encuentra en los cartílagos, en la piel, en los tendones, ligamentos y vasos sanguíneos de todos los seres vivos, desde una vaca a un gorila pasando por el ser humano.

Su presencia en nuestros organismos genera numerosos beneficios para nuestro cuerpo como:

• Mejora el estado de las articulaciones y su funcionamiento.
• Reducir problemas relacionados con los cartílagos y prevenir su envejecimiento.
• Reducir dolores e inflamaciones que vienen asociados a enfermedades óseas como la artritis, en ligamentos, tendones y cartílagos, para tener un mejor estilo de vida.

¿Qué es la glucosamina y para qué sirve?

El Sulfato de Glucosamina es uno de los compuestos que más esperanzas están albergando a fecha de hoy en la recuperación de la artrosis según el ACR, aunque vamos a centrarnos en su función dentro de la suplementación deportiva, donde es uno de esos suplementos que tiene cantidad de seguidores y defensores, aunque todavía no se ha evidenciado completamente su utilidad.

La Glucosamina es un compuesto que se genera de manera endógena en el cuerpo y que en ocasiones, la carencia de la misma es asociada al dolor reumático en ancianos y deportistas con algún tipo de lesión o desgaste articular. La toma de suplementos “regeneradores” (de gran éxito en el continente americano) de tejido conjuntivo poseen en gran parte Glucosamina para los cuales se extrae de la quitina de crustáceos como el cangrejo o la gamba.

Vitamina C para los huesos

Todos conocemos la vitamina del zumo de naranja, ¿pero sabes sus beneficios? A día de hoy, son múltiples los estudios que han demostrado que aquellas personas que han tomado vitamina C de forma más constante a lo largo de su vida, tienen unos huesos más fuertes y más sanos que los que no.

Y, además, tienen menor riesgo de sufrir enfermedades como la artrosis, la artritis, la osteoporosis u otras enfermedades en los huesos. Por eso, necesitas ingerir la suficiente dosis diaria para no tener estos problemas.